Sítycleta amplía su horario para atender la alta demanda en las primeras horas del día

  • El servicio pasa a estar operativo desde las 06.00h para facilitar el uso del servicio público de bicicletas compartidas en los desplazamientos hacia el trabajo
  • La Sítycleta supera los tres millones de kilómetros, lo que equivale a casi ocho viajes a la luna, y se ha superado el medio millón de kilos de CO2 no emitidos al medio ambiente
  • La próxima inauguración de la nueva estación de bicicletas eléctricas junto al Castillo de Mata aumentará las conexiones con la ciudad alta

Tras un análisis detallado de los datos de uso de la Sítycleta el servicio comienza a estar operativo una hora antes cada día con el objetivo de facilitar los desplazamientos hacia los lugares de trabajo. Se ha observado una alta demanda del servicio de bicis compartidas en el tramo horario comprendido entre las 07.00h y 09.00h de lunes a viernes.

Con el objetivo de facilitar que los usuarios lleguen a tiempo y puedan hacerlo en un recurso sostenible y saludable, el servicio iniciará su actividad desde las 06.00h. De esta manera se da respuesta a las solicitudes expresadas por muchos usuarios para adelantar su horario habitual. Los datos del sistema de bici compartida de Las Palmas de Gran Canaria señalan que los tramos horarios en los que se intensifica su uso, además del citado, son los comprendidos entre las 13.00-15.00h y entre las 17.00-19.00h. Los fines de semana el comportamiento es distinto, siendo el horario de mayor uso entre las 10.00 y las 12.00h.

Además, se evidencia una consolidación del sistema público con un total de 23.657 usuarios activos y una media de usos mensuales que se ha incrementado en un 6,12% en diciembre de 2020 respecto al mismo mes del año anterior, alcanzando los 21.652 usos. La duración media de uso se sitúa en 20 minutos 33 segundos, mientras que la media por bici y día es de 3,32.

También ha crecido la media de usos por semana en un 16,56% respecto al primer año de funcionamiento del sistema, llegando en diciembre a un total de 4.662 usos.

Sin aún alcanzar los tres años de implantación, la Sítycleta supera ya los tres millones de kilómetros, concretamente 3.013.575, lo que equivale a casi ocho viajes a la luna. Durante 2020 se superaron las 200 mil horas de uso, y las 208.365 horas contabilizadas hacen que se haya superado el medio millón de kilos de CO2 que se han dejado de emitir al medio ambiente.

También el número de usos en un solo día van en aumento, siendo el pasado mes de noviembre donde se dieron las cifras más altas con un nuevo récord el día 24 con 1.057 usos.

A pesar de ser un año atípico por las consecuencias de la pandemia, el número de usuarios extranjeros ha experimentado un crecimiento de 1,62% durante el pasado año, ascendiendo en diciembre a 376. Asimismo, los extranjeros representan el 30% del total de usuarios, constituyendo el 16% de todos los usos de diciembre. 

Otro de los ejemplos de la consolidación de la bici pública en la capital es que el 90% de los abonos de diciembre corresponden a abonos anuales, dato que apunta al fortalecimiento de esta modalidad segura, cómoda, eficaz, sostenible y saludable de manera continuada para sus desplazamientos cortos en el entorno urbano. Por su parte, los abonos mensuales representan el 5%, seguidos de los familiares y los semanales, con un 3% y 2%, respectivamente

En cuanto a los datos de las bases más alquiladas, San Telmo, Santa Catalina, Base Naval y Plazoleta Farray son las de mayor utilización. Mientras que los trayectos más frecuentes son los de León y Castillo-San Telmo, Plazoleta Farray-Churruca, Plaza O’Shanahan-Base Naval y Base Naval-Plaza O’Shanahan, por este orden.

Siguiendo la estrategia de movilidad sostenible marcada por la Corporación capitalina, que busca fórmulas eficaces para aumentar las conexiones entre sus barrios, en las próximas semanas está prevista la inauguración de la nueva estación de Sítycleta en las cercanías del Castillo de Mata.  Esta infraestructura albergará anclajes para 10 nuevas bicicletas eléctricas con las que impulsar y potenciar el uso del sistema para conectar la zona alta con la baja de la ciudad.

Comparte