Primero de Mayo se abre definitivamente al tráfico antes del plazo previsto

El concejal de Promoción Económica, Empleo y Turismo, Pedro Quevedo, el concejal de Movilidad y Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, y Heriberto Dávila (asesor de movilidad) asistieron a la reapertura de la Avenida Primero de Mayo de forma definitiva, cumpliendo así con la fase II del proyecto y dando paso a la última etapa de las obras del aparcamiento de San Bernardo.

Se ha adelantado la reapertura de la vía a la fecha inicial prevista para el puente de diciembre, de tal manera que coincide con el Black Friday, un día de descuentos especiales que impulsa las compras prenavideñas.

Con la apertura definitiva de Primero de Mayo se unen varias mejoras para la movilidad en esa zona de la capital, puesto que al mismo tiempo se incluye el primer tramo de la nueva red de carriles bici que servirá de avanzadilla al resto de las obras que ya han comenzado en otros puntos como Reyes Católicos o León y Castillo. También quedarán abiertos los accesos peatonales desde Primero de Mayo hacia la calle San Bernardo.

Asimismo, algunos de los cambios que se pusieron en marcha durante la obra de esta céntrica calle y que fueron bien acogidos tanto por los vecinos como por los comerciantes, se quedarán como permanentes. Es el caso de la nueva zona azul en la Alameda de Colón, que permite el aparcamiento regulado en un área muy cerca de la calle principal de la zona comercial abierta de Triana. Para ello se desplaza, de forma definitiva, la parada de Guaguas Municipales de las líneas 19 y 21 a Primero de Mayo, dejando este tramo de la Alameda de Colón únicamente para los coches. Además, la compañía municipal de transporte dejará fuera de servicio las terminales provisionales que durante este tiempo han operado en la calle Francisco Gourie y retomará la circulación por la Avenida Primero de Mayo, a partir de este sábado 24 de noviembre con sus líneas 2 (Guiniguada-Puerto por Tomás Morales), 25 (Auditorio-Campus Universitario), 32 (Guiniguada-Auditorio, por San Antonio) y 33 (Guiniguada-Puerto, por Ciudad Alta) que retornan a sus terminales en el Guiniguada.

Por su parte, la calle San Bernardo se abrirá de manera provisional a partir del 4 de diciembre, tal y como estaba previsto, en el tramo que va desde Primero de Mayo hasta Juan de Padilla. Pasada la campaña navideña, el 20 de enero, se volverá a cerrar al tráfico ya que a partir de esa fecha comenzará la última fase del proyecto de rehabilitación del aparcamiento cuyas obras en superficie están previstas que finalicen en mayo de 2019. Para aquellos vehículos que deban cruzar por esa zona, se volverá a habilitar el bypass que ha estado activado desde que comenzaron los trabajos, que permanecerá activo hasta el 20 de enero 2019.

 

Plazas de zona azul y aparcamiento de Subida de Mata

El número de nuevas plazas de zona azul será de 23, incluyendo el nuevo tramo destinado para ello de la Alameda de Colón.

Además, se han revisado los horarios y tarifas del aparcamiento de Subida de Mata y a partir de este mismo fin de semana, se aplicarán unas mejoras como la ampliación del horario para los abonados residentes incluyendo también las tardes por el precio de 30 euros al mes, de 16:00 a 8:00 horas de lunes a viernes, fines de semana y festivos 24 horas. Por su parte, la tarifa de este estacionamiento, uno de los más baratos de la ciudad, queda fijada en 0,5 € la hora, entre las 16:00 y las 6:00 horas de lunes a viernes y también los fines de semana y festivos las 24 horas.

Tal y como apuntó Quevedo, “hoy estamos de enhorabuena porque no sólo hemos cumplido sino que además, antes del plazo previsto, con dos semanas de antelación justo en unas fechas importantes para las compras de la zona de Triana. Esta vía se ha visto afectada por el problema del mal estado del aparcamiento y nos tenía extremadamente preocupados. Éramos conscientes de la importancia de reabrir esta calle y entendimos el compromiso con los vecinos y comerciantes para forzar los plazos y adelantar la entrega. Es muy buena noticia porque, a pesar de las molestias propias de toda obra, finalmente comprobamos que vale la pena”.

Por su parte, Ramírez añadió que “esta calle es un ejemplo de lo que va a configurar lo que consideramos que debe ser la nueva ciudad que estamos construyendo, dando prioridad al transporte público y con la implantación de un tramo de la nueva red de carriles bici. Todo ello para conseguir el calmado del tráfico y una mejora de la movilidad. Lo que estamos construyendo ahora es el futuro y esto es una buena señal de lo que el ayuntamiento quiere para mejorar nuestra ciudad”.

Comparte

Deja un comentario