El concejal de Desarrollo Local, Empleo y Turismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pedro Quevedo, ha supervisado esta mañana el estado de las obras del Mercado Agrícola de San Lorenzo, que está previsto finalicen el próximo 13 de marzo.

Pedro Quevedo supervisa las obras del Mercado Agrícola de San Lorenzo

El concejal de Desarrollo Local, Empleo y Turismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pedro Quevedo, ha supervisado esta mañana el estado de las obras del Mercado Agrícola de San Lorenzo, que está previsto finalicen el próximo 13 de marzo.

El proyecto de reforma de esta recova agrícola dominical, consensuado por el Ayuntamiento y los vendedores y representantes del Mercado, tiene como objetivo mejorar las instalaciones de este enclave que, por su deterioro e insuficiencia, precisan de rehabilitación. 

Así, se está llevando a cabo la instalación de un nuevo pavimento de 1.394 metros cuadrados, la sustitución de las marquesinas actuales por nuevas carpas y mobiliario, la renovación de la instalación eléctrica de baja tensión, la ampliación de la red de abastecimiento y saneamiento, la mejora de la cantina del mercado, y la dotación a las instalaciones de medidas de protección antiincendios y de un nuevo sistema de sonido que permita ofrecer a los clientes un hilo musical. También se está renovando la red de aguas pluviales. 

El nuevo suelo del mercado será de hormigón impreso coloreado para evitar los problemas actuales de desconchamiento de la pintura y se instalarán bancos, jardineras y papeleras nuevas fabricadas con traviesas de madera ecológicas. Además, las zonas de sombra serán reorganizadas para alcanzar los puestos del lateral oeste del mercado con carpas textiles resistentes a la intemperie y con un bajo impacto visual. 

Además debido a la mala ejecución del proyecto anterior del mercadillo, se han debido realizar tareas de tratamiento de los dos laureles de indias, previa consulta al área de Parques y Jardines y la sustitución del suelo encontrado debajo de las antiguas lozas de hormigón que no correspondía con el descrito en el proyecto. 

Quevedo ha destacado que “el Mercado Agrícola desempeña un papel prioritario para el desarrollo del tejido económico de la capital y constituye un servicio público indispensable para todos los vecinos y vecinas de la ciudad, por lo que es absolutamente necesario que cuente con las mejores instalaciones posibles”. 

El concejal añadió que “era imprescindible analizar presencialmente las incidencias que han afectado a esta obra, garantizando la actividad de todos y cada uno de los puesteros que conforman el Mercado hasta que concluyan los trabajos”. 

Durante el período que dura la obra, se han montado 22 carpas de 3×3 metros para albergar los puestos, cumpliendo todas las medidas sanitarias y de seguridad de prevención contra la Covid-19. Están situadas en un recinto cerrado montado en la parte del aparcamiento de asfalto exterior del mercado, en la calle Antonio Martel Rodríguez.

La obra cuenta con un presupuesto de 226.749,42 euros, financiado por la Consejería de Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria.

Comparte