Nueva Canarias sostiene que es “falso” que los presupuestos de 2019 sean sociales

Nueva Canarias (NC) ha dado hoy respuesta a las “medias verdades y la propaganda” de los presupuestos para 2019 del Gobierno en minoría de CC, apoyado por el PP y la ASG, al asegurar que es “falso” que sean sociales. El grupo nacionalista progresista ha reconocido el aumento del 20% de las partidas para la dependencia pero ha censurado la “marginación” que sufre la sanidad y la educación, los cero euros de subida para combatir la pobreza, que el descuento de la factura de la luz no llega a un euro mensual de media y la sustracción de 150 millones de euros al gasto autorizado a Canarias por unas rebajas fiscales “irresponsables”, hechas sin discriminar entre las rentas altas, medias y el 40% de la población de las islas en riesgo de caer en la exclusión social.

De la primera lectura del Proyecto de Ley de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias (PCAC) para 2019 y a la espera de que, la próxima semana, los consejeros del Ejecutivo presidido por Fernando Clavijo presenten sus números; los diputados de NC, Román Rodríguez, Esther González y Pedro Rodríguez, en rueda de prensa, trataron de poner las “cosas en su lugar porque ni son sociales ni van a mejorar la calidad de vida de la gente”.

Rodríguez, en su condición de portavoz parlamentario, aseguró que el gasto sube un 6,6%. Un porcentaje “sensiblemente inferior” al 12,1% de 2018 a pesar de que los ingresos provenientes del Estado suben sensiblemente por los acuerdos presupuestarios de 2017 y 2018, en los que NC fue “determinante”. Un ejemplo, precisó, los 600 millones de euros provenientes el próximo año de la desvinculación de los ingresos del Régimen Económico y Fiscal (REF) de la financiación autonómica.

“Es falso” que los presupuestos de 2019 del tripartito de CC, el PP y la ASG sean sociales, dijeron los diputados nacionalistas. La media del gasto de los tres servicios públicos esenciales es de un 4,5%, es decir, dos puntos menos que la media del gasto total.

Los departamentos “marginados” son la sanidad que crece un 2,6%, cuatro puntos menos. La subida es de 77 millones de euros, de los que 71 millones de euros se dirigen al capítulo I de personal. Solo quedan, según NC, cinco “ridículos” millones de euros para afrontar todas las deficiencias existentes con los nuevos programas, equipamientos e infraestructuras.

El segundo departamento que “no cuenta” para el gabinete de Clavijo es la educación, donde sus partidas suben un 4,1%, casi tres puntos menos que el incremento medio global. Con esta decisión, los parlamentarios nacionalistas ya avanzaron que se volverá a incumplir la ley canaria que obliga a que la inversión en esta materia sea del 5% del PIB en 2022.

Tras valorar el 20% de subida para dependencia, denunciaron que “no hay fondos nuevos, cero euros de incremento” para combatir la pobreza. Se referían a la Prestación Canaria de Inserción.

Sobre el aumento de las inversiones que alcanzan la cifra inicial de 1.077 millones de euros incrementada con la próxima firma de los convenios con el Estado en otros 500 millones de euros, Nueva Canarias avanzó que la “incapacidad” gestora del Ejecutivo de CC “volverá a ponerse de manifiesto porque no se ejecutará ni un tercio” de los mismos.

Tras desmentir a Clavijo al asegurar que el PL recoge que el superávit será de 107 millones de euros en 2019 frente a los 230 millones de euros anunciados por el presidente; los nacionalistas progresistas recriminaron a CC, el PP y la ASG que, con sus decisiones tributarias “irresponsables”, se detraigan 150 millones de euros de gasto autorizado a Canarias, que se suman a los 125 millones de euros del actual ejercicio económico. En este contexto, criticaron los 100 millones de euros que se dejarán de recaudar el próximo año al bajar medio punto del IGIC general.

Una merma en la recaudación fiscal por aplicar “sin discriminar” entre las rentas altas, medias y al 44% de la población en riesgo de pobreza. En algunos casos además “ridículas, sin impacto” en los bolsillos de las familias y en la cuenta de resultados de las empresas así como “inútiles” en la lucha contra el cambio climático. Se refirieron principalmente la de la factura de la luz que, con los datos de ahorro y número de beneficiarios reflejados en el PL, no llega a un euro medio mensual, 10 euros anual.

En su condición de presidente de NC, Román Rodríguez anunció que, el próximo sábado, propondrá a la ejecutiva que el grupo parlamentario presente una enmienda a la totalidad. Una petición de devolución del presupuesto de CC, el PP y la ASG en la que los nacionalistas progresistas, si su dirección nacional lo decide, volverán a defender la necesidad de bajar los impuestos a las rentas más bajas y a los productos básicos, es decir, aplicar una política fiscal progresiva.

Comparte

Deja un comentario