Las piscinas Julio Navarro comienzan su transformación para modernizarse y ampliar los jardines del parque Doramas

La piscina Julio Navarro inicia hoy su proceso de transformación para convertirse en un complejo deportivo más moderno y funcional gracias a las obras que se van a acometer en las próximas semanas y que se incluyen dentro del proceso de renovación que se está realizando en el Hotel Santa Catalina y toda la zona que rodea al emblemático establecimiento, unos trabajos que permitirán también ampliar la zona de espacios ajardinados para disfrute ciudadano del parque Doramas.

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo y el concejal de Empleo, Turismo y Movilidad, Pedro Quevedo, supervisaron esta mañana el inicio de esta actuación que acometerá la firma hotelera como parte de la oferta por la que obtuvo, mediante concurso público, la gestión del Hotel Santa Catalina

Esta actuación permitirá que se ganen para uso público los 1.340 metros cuadrados que ocupa en la actualidad la piscina semi-olímpica Roque Díaz, que se reubicará en la zona superior del complejo deportivo, y la inversión prevista para la modernización de este complejo asciende a unos 2.650.000 euros, con una duración prevista de ejecución de obra de unos seis meses.

Los representantes del ayuntamiento destacaron que este proyecto “es el perfecto ejemplo de la colaboración público-privada para mejorar las condiciones deportivas, de ocio y hoteleras de la ciudad”, porque se van a conseguir unas instalaciones deportivas de primer orden y al mismo tiempo, a la vez que se remodela el Hotel Santa Catalina, se gana espacio en el Parque para que lo disfruten todos los ciudadanos.

Las obras en el recinto deportivo conllevan, además del traslado de la piscina Roque Díaz acercándola a la calle Emilio Ley, por encima de los actuales vestuarios, una profunda remodelación del edificio que va a albergar los diferentes servicios y la sede social del complejo deportivo.

Pedro Quevedo destacó que cuando se complete toda la intervención tanto en las piscinas como en el Hotel Santa Catalina y en el parque Doramas, se va a poder disfrutar de una zona totalmente renovada y de calidad, porque precisamente el objetivo de esta actuación es “recuperar un espacio público para esta ciudad de primer nivel, luchando así contra el deterioro que se ha instalado incomprensiblemente en esta zona durante larguísimos años”.

Tras la reforma, se va a disponer de un edificio de forma triangular de planta baja y planta piso, donde estarán ubicados los diferentes servicios y que a su vez será la sede social del complejo deportivo.

 Para ello, se dispondrá en la cota superior de un acceso controlado y un bar cafetería, abierto, con vistas sobre la bahía y sobre las dos piscinas que componen el complejo.

 En la planta inferior, junto a la piscina existente, se ubicarán el lobby de acceso, la zona administrativa con los despachos y servicios, el gimnasio, tienda y varias salas polivalentes. Se proyectan, así mismo, cuatro vestuarios dos existentes para adultos (que se reformarán) y dos nuevos para uso infantil, con acceso directo y controlado a ambas piscinas.

 Habrá una zona técnica, donde se ubicarán almacenes y cuartos de maquinaria y servicio, con acceso directo e independiente desde el exterior. Se ejecutarán también diversos patios abiertos ubicados estratégicamente en la planta para iluminar y ventilar las diferentes dependencias.

 Además, el proyecto propone la utilización de las cubiertas con la finalidad de incrementar las zonas de solarium.

 En general, se va a lograr también una importante mejora de la accesibilidad al complejo deportivo, disponiendo de ascensores adaptados, rampas de acceso adaptadas, así como vestuarios y aseos adaptados para personas con discapacidad.

Comparte

Deja un comentario