La eficiencia de las medidas adoptadas por Sagulpa permiten que renuncie al préstamo solicitado al Ayuntamiento

La eficiencia de las medidas adoptadas durante estos meses por la empresa municipal Sagulpa ha permitido que no tenga que hacer uso finalmente del préstamo que se solicitó de forma preventiva al Ayuntamiento

Tras instaurar dichas medidas, se ha conseguido no aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), así como mejorar la productividad sin hacer sustituciones de personal, evitando tomar decisiones que afectaran de manera drástica a los servicios que presta y a sus trabajadores.

Los ajustes y contención del gasto, pactados con el personal de la organización y de manera consensuada, no ha interferido en el pago de proveedores y contratistas que actualmente están al día, e incluso se llevaron a cabo varias licitaciones como por ejemplo el servicio de gestión y analítica del Big Data de los usuarios de Sagulpa.

Con la reanudación de la movilidad ciudadana se ha ido recuperando poco a poco la actividad de los servicios, e incluso en el caso de Sítycleta, se ha llegado a los 950 usos diarios, una cifra muy similar a antes de la pandemia.

Las limitaciones a la movilidad impuestas por el confinamiento durante los primeros meses de la pandemia obligaron a la suspensión temporal de varios servicios de Sagulpa, como la zona azul y zona verde o la reducción de la Sítycleta, e impactó directamente en el uso de los aparcamientos en rotación. El cese de la actividad repercutió en los ingresos de la empresa pública, con una pérdida cifrada en 1.750.000 euros a lo largo de las semanas del estado de alarma

En aquel momento, y ante la incertidumbre de cómo se iba a desarrollar el segundo semestre del año, de manera preventiva Sagulpa solicitó un préstamo al Ayuntamiento por un importe de 900.000 euros, pensando en el peor escenario posible de una suspensión continuada de los servicios por periodo ilimitado.

Por todo ello, desde Sagupa estiman que a pesar de no alcanzar los ingresos que mantenía con anterioridad, teniendo previsto el abono a corto plazo de servicios prestados, el nivel de tesorería de la sociedad municipal es adecuado para los próximos meses por lo cual, salvo nueva disminución de las previsiones de cobro, se desiste del préstamo solicitado.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.