Finalizan las obras de accesibilidad en El Lasso

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha concluido la II Fase de las obras de mejora de la accesibilidad de El Lasso, una acción financiada a cargo del Plan de Cooperación del Cabildo de Gran Canaria 2018, que persigue acabar con las barreras físicas y facilitar los trayectos entre los distintos niveles de este barrio, que presenta una orografía muy compleja, según explicaron hoy el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, de Nueva Canarias, que acudieron al barrio capitalino para supervisar la actuación realizada. 

El Lasso es un barrio con especiales dificultades de accesibilidad y movilidad. Desde el Ayuntamiento se han ejecutado diferentes proyectos para ir mejorando esa problemática en el entorno.  

El proyecto de esta segunda fase ha supuesto una inversión de 143.754 euros, y ha consistido en el acondicionando de aceras y la creación de una rampa que conecte la calle Gavilán con la calle Urbanización El Lasso, incluyendo la construcción de un muro de hormigón con acabado de piedra a cara vista.  

Además, se han ensanchado las aceras cumpliendo con la normativa de accesibilidad en las calles Gavilán, Guincho, Tuque y Urbanización El Lasso, incluyendo el traslado de la marquesina de la parada de Guaguas Municipales situada junto al acceso a la zona Residencial Los Granjeros, para instalarla más separada de la calzada.  

La obra, adjudicada a la empresa Transportes y Excavaciones Herodíaz, ha tenido un plazo de ejecución de cuatro meses. 

En esta segunda fase de la intervención se han solucionado problemas como el acceso a las paradas de guaguas o a establecimientos de servicio público, como las farmacias, con el ensanche de aceras o la construcción de nuevos pasos de peatones, además de que ya se está trabajando en un proyecto para mejorar la accesibilidad a las viviendas. 

Antonio Morales, por su parte, ratificó el compromiso de la institución para seguir trabajando con la capital grancanaria para la realización de actuaciones “que son obras aparentemente sencillas, infraestructuras básicas, pero te das cuenta de la trascendencia que tienen para la comunidad de vecinos”. Morales destacó, además, la importancia de que “estos barrios sientan que las instituciones escuchan y tienen en cuenta sus demandas y las soluciones que proponen a la hora de resolver sus problemas más urgentes”.

Esta actuación se suma a la primera fase que ejecutó el Ayuntamiento el pasado año por un importe de 202.266 euros y que consistió en la construcción de escaleras y el acondicionamiento de diversas aceras. De esta forma, la inversión total de las dos fases en la zona asciende a 346.020 euros.

Comparte

Deja un comentario