El Ayuntamiento refuerza las medidas sanitarias y de seguridad en los mercadillos para garantizar su apertura

  • Además de las medidas ya existentes, se establecerá en los mercadillos un perímetro exterior con control de entrada y salida, así como itinerarios para dirigir la circulación de clientes
     
  • El aforo del público se reduce al 50%, al constituir una actividad que se realiza al aire libre, con un sistema efectivo de recuento y control del mismo

La Concejalía de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha adoptado nuevas medidas sanitarias y de seguridad para garantizar la realización de los mercadillos en la ciudad tras el paso de la isla de Gran Canaria al nivel 3 de alerta por la situación epidemiológica. 

En cumplimiento con la nueva normativa aprobada por el Gobierno de Canarias, y durante al menos 14 días, se establecerá el 50% del aforo, al tratarse de una actividad al aire libre, con un sistema efectivo de recuento y control de acceso. 

El espacio en el que se celebran los mercadillos estará asimismo físicamente delimitado y contará con puntos controlados de entrada y salida. Dentro del mercadillo, se establecerán itinerarios para dirigir la circulación de clientes, mediante el uso de vallas o sistemas de señalización, que eviten aglomeraciones y cruce de personas. 

De esta forma, el Rastro dominical y el Mercado Agrícola de San Lorenzo se mantendrán abiertos, con el refuerzo de las medidas tomadas hasta la actualidad y con el ajuste de aforo al 50%. El mercadillo de artesanía de Saulo Torón, que se celebra los viernes, se mantiene con nuevas medidas de seguridad, incorporando la zona perimétrica y con un circuito unidireccional con una entrada y una salida. 

El mercado de artesanía de Vegueta de los domingos se reconfigurará en la calle Felipe Massieu Falcón y en la plaza del Pilar Nuevo en una fila única con control de aforo y con un perímetro del recinto. 

Por último, y atendiendo a la normativa de las autoridades sanitarias, el mercadillo de artesanía de los sábados que se celebra en el Parque de Santa Catalina, en el entorno de Lolita Pluma, queda temporalmente suspendido

El concejal de Desarrollo Local, Empleo y Turismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pedro Quevedo, ha asegurado que “hemos tenido, desde el primer minuto, la convicción, que ahora mantenemos y reforzamos, de que es imperativo ayudar a mantener la actividad económica en todos aquellos ámbitos en los que tenemos responsabilidad y donde las restricciones lo permitan”. 

“Eso se concreta, en esta ciudad, en los mercadillos, donde hay un conjunto de artesanos que no podrían sobrevivir sin esta actividad, al igual que en el Rastro dominical, por ser pequeños comerciantes con una enorme fragilidad económica y social”, ha añadido el concejal.

De esta forma, y aparte de las medidas ya mencionadas como el perímetro exterior, la reducción del aforo al 50%, y el control de acceso y de circulación interior, todos los mercadillos tendrán geles hidroalcohólicos o desinfectante de manos a disposición de los clientes, así como carteles informativos con las medidas preventivas obligatorias y aforo establecidos. 

En los puestos donde sea posible la atención individualizada de más de un cliente al mismo tiempo, debe señalarse de forma clara la distancia de seguridad interpersonal entre clientes, con marcas en el suelo o mediante el uso de balizas, cartelería y señalización clara. Asimismo, debe también señalizarse los puntos de espera para ser atendido. 

Durante el proceso de atención al consumidor, debe mantenerse la distancia de seguridad interpersonal, sin perjuicio del uso obligatorio de mascarilla. Además, se procurará evitar la manipulación directa de los productos por parte de los clientes y fomentar el pago con tarjeta. En el caso de que se despachen alimentos sin envasar, será obligatorio el uso de guantes. 

Por último, cabe recordar que todos los mercados que desarrollen su actividad, de forma esporádica o extraordinaria, en la vía pública o de venta no sedentaria, requerirán la previa autorización de la autoridad sanitaria, que recae en la Dirección general de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

Comparte