El Ayuntamiento habilita dos Mercadillos de Artesanía en Mesa y López y en Santa Catalina

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha acordado la celebración de un Mercadillo de Artesanía en Mesa y López y en el Parque Santa Catalina durante los meses de julio, agosto y septiembre en el primer caso y de julio en el segundo.

Los puestos, que estarán a cargo de los miembros de la Asociación Veguearte, ofertarán artesanía variada, bisutería, telas, cuadros, velas y jabones artesanales, cuero, o productos gastronómicos locales.

El concejal de Desarrollo Local, Turismo y Empleo, Pedro Quevedo, ha destacado “la importancia de este sector, que potencia el crecimiento y la diversificación del tejido económico de la capital, y constituye un elemento de comercio, pero también de cultura y ocio para los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria”.

Quevedo ha asegurado que “la celebración de estos mercadillos es una muestra más del impulso que se le está proporcionando desde el Ayuntamiento capitalino a este sector, uno de los más perjudicados desde el punto de vista económico por la incidencia de la crisis sanitaria causada por el Covid-19”. 

Así, en el caso de Mesa y López, el Mercadillo se situará en las Ramblas Centrales, entre las calles León y Castillo y General Vives, de las 09:00 a 14:00 horas, todos los viernes de los meses de julio, agosto y septiembre.

Por otro lado, en el caso del Parque Santa Catalina, los puestos estarán ubicados en las inmediaciones de la Estatua Lolita Pluma, entre las 09:00 y las 14:00 horas, todos los sábados del mes de julio.

Además, ambos Mercadillos deberán adoptar nuevas medidas de higiene y seguridad, siguiendo las directrices sanitarias. En primer lugar, será obligatorio el uso de mascarillas por parte de vendedores y usuarios. Además, cada puesto de venta deberá asegurar su cerramiento lateral con el fin de evitar la propagación del virus.

Se realizará, asimismo, una limpieza y desinfección de las instalaciones, con especial atención a las superficies de contacto más frecuentes como los mostradores y mesas u otros elementos de los puestos, al menos dos veces al día. Se dispondrá también de papeleras para depositar pañuelos y otros materiales desechables, y se promoverá el pago con tarjeta.

La distancia entre los puestos y los consumidores será de 1,5 metros y se deberá garantizar la distancia de seguridad interpersonal entre los clientes. Del mismo modo, se deberá poner a disposición del público y de los trabajadores dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes.

Por último, deberán adoptarse cuantas medidas de seguridad y de higiene sean acordadas por las autoridades sanitarias en las próximas semanas.

Se recuerda que, en caso de que resulte necesario, podrán adoptarse las medidas de suspensión, modificación, u otras que resulten procedentes a efectos de garantizar la salud pública.

Comparte

Deja una respuesta