El Ayuntamiento declara Las Palmas de Gran Canaria ciudad libre de trata sexual

  • La declaración institucional aprobada pone en valor la necesidad de luchar contra la trata y la explotación sexual de mujeres y menores desde todos los ámbitos, incluido el local
  • Los grupos políticos municipales se han comprometido a potenciar los servicios sociales integrales dirigidos a cualquier mujer víctima de trata, así como apostar por una intervención preventiva

El Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha aprobado hoy una declaración institucional para adherirse a la red de municipios en contra del tráfico de mujeres y menores destinadas a la explotación sexual.

Todos los grupos políticos municipales se han comprometido a trabajar con una contundente estrategia de tolerancia cero contra el tráfico de personas, una práctica que vulnera los derechos humanos y supone una forma de violencia de género y un atentado contra la libertad de las mujeres.

El texto pone en valor la necesidad de luchar contra la trata y la explotación sexual de mujeres y menores desde todos los ámbitos, incluido el local, ya que esta práctica constituye el segundo mayor comercio ilegal del mundo, por detrás de la venta de armas y por delante del tráfico de estupefacientes.

El documento resalta también que el Plan Municipal de Igualdad ya establece medidas para actuar en este ámbito, como la de impulsar y colaborar campañas de sensibilización y formación contra la explotación sexual de las mujeres.

Asimismo, el Ayuntamiento se ha comprometido a luchar contra el tráfico y la trata y ha destacado el papel de las administraciones locales para establecer protocolos de coordinación y actuación de los diferentes ámbitos jurídicos, sanitarios, sociales y policiales y para desarrollar distintos programas de atención, protección e inserción laboral de las mujeres víctimas de trata.

Por todo ello, los grupos políticos municipales se han comprometido a diseñar una campaña periódica para sensibilizar y convencer a la población de que la trata con fines de explotación sexual es una violencia de género, así como a exigir a los gobiernos central y autonómico la persecución de esta actividad ilegal.

Asimismo, el Ayuntamiento ha acordado centrar la acción en la erradicación de la demanda, a través de la formación, sensibilización y denuncia del cliente y del proxeneta, e instando al Gobierno del Estado a establecer una normativa que penalice a los hombres que compran mujeres con fines de comercio sexual.

El Pleno también ha adquirido el compromiso de potenciar los servicios sociales integrales dirigidos a cualquier mujer víctima de trata, así como apostar por una intervención preventiva, colaborando con las administraciones central y autonómica en la erradicación de la precariedad del mercado laboral.

Por último, el Consistorio ha resuelto pedir al Gobierno del Estado y al de Canarias que establezca normativas para impedir que los medios de comunicación se lucren con la explotación sexual de las mujeres ofertando servicios sexuales en anuncios o publicidad.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.