El Ayuntamiento concluirá en breve la obra de la nueva cubierta del terrero de lucha en Pedro Hidalgo

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria culminará previsiblemente el próximo mes, la obra de construcción de una cubierta en el terrero de lucha en el complejo deportivo La Presa, en Pedro Hidalgo.

El ayuntamiento recuerda que la actuación responde a una reclamación histórica por parte del Club de Lucha Adargoma, que desde hace años venía reclamando al Consistorio una solución para proteger a las personas que acuden al terrero a disfrutar de lucha canaria de las inclemencias meteorológicas.

Las obras, que se encuentran en la última fase de ejecución, se han centrado en la optimización de la estructura que conforma el recinto cubierto, mejorando las condiciones de montaje, e incorporando un cerramiento lateral de la cubierta en su parte posterior, lo que redunda en una mejora frente al paso del viento y del agua de lluvia, así como en la durabilidad de la propia estructura. Además se han previsto mejoras en la recogida de aguas pluviales así como la accesibilidad del recinto.

 
El ayuntamiento ha vuelto a recordar la destaca la colaboración del Club de Lucha Adargoma para que este proyecto pudiera ver la luz con unas características que dan respuesta a todas las necesidades planteadas. De hecho, la construcción de esta cubierta es solo la primera fase de un proyecto que también contempla posteriormente poder cerrar los laterales y conectar bajo techo los vestuarios y demás dependencias.

El campo de lucha mide 27 metros de diámetro y cuenta con tres gradas circulares, además de tres edificaciones anexas de vestuarios, gimnasio, almacenes, sede social y museo del Club Adargoma.

La zona de actuación es un círculo con un diámetro de unos 35 metros, con una superficie de cerca de 1.000 metros cuadrados, que se construyó dentro de un estanque que fue rellenado en la década de los 90 del siglo pasado para poder ubicar este espacio deportivo en el barrio, que se construyó hace aproximadamente 20 años.

De hecho uno de los condicionantes de partida del proyecto fue el terreno para apoyar la cubierta, al tratarse de una antigua presa, por lo que se han tenido que prever rellenos de hormigón sobre los que sostener la cubierta.

Se han construido hasta 16 pilares circulares que sujetan la estructura sobre la que se instalará la cubierta, que incluye aislante térmico para evitar el sobrecalentamiento tanto de la propia cubierta como del espacio de lucha. El acabado será blanco por sus dos caras, a excepción de una banda central por el exterior, que irá de color rojo para asemejarse a los colores de la camiseta del Club, y el escudo del mismo.

La actuación, financiada con cargo al Plan de Cooperación del Cabildo de Gran Canaria 2018-2019 mediante una inversión de 259.190 euros, fue adjudicada a la empresa Fachadas Dimurol S.L.

 
 
Comparte

Deja un comentario