Mejorando Tres Palmas, creando una Nueva Ciudad

En muchos barrios de la ciudad existe una sensación que nos transmiten constantemente. Un lamento en el que nos transmiten como sienten que han sido abandonados durante muchos años por las instituciones. Que mientras los distintos equipos de gobierno se han centrado en “no se sabe qué” en “chapuzas y titulares”, sus barrios no han tenido apoyos para desarrollar ni mantener las infraestructuras que hagan de sus lugares sitios adecuados donde pasar sus vidas.

Siempre hemos sido conscientes de que la gestión que ha realizado el Partido Popular en nuestra ciudad, quien ha gobernado 16 de los últimos 24 años, ha sido irresponsable, demagoga y con un único afán propagandístico. Gobiernos centrados exclusivamente en mantener el poder por el poder. Y Tres Palmas es uno de los barrios que, de manera evidente, ha sufrido este abandono y desastre de gestión que caracteriza al Partido Popular.

Agua pasada no mueve molinos. Y somos conscientes de que las necesidades de los barrios son muchas y con reivindicaciones muy lejanas en el tiempo. Por ello trabajamos, desde el minuto cero de la legislatura, en las distintas instituciones en las que estamos presentes para dar respuesta a todas esas reivindicaciones y solicitudes.

En estos años, por ejemplo, hemos logrado desenquistar el acceso peatonal al barrio de Los Giles, un barrio que pareciera que no se podía llegar a pie, o la financiación para la renovación del barrio de Las Rehoyas.

También hemos conseguido encontrar y destinar fondos a través del Cabildo de Gran Canaria para rehabilitar 508 viviendas y el centro cívico del barrio.

490.000 euros que van directamente a mejorar las condiciones de vida de 507 familias. Diez edificios que siempre habían encontrado el silencio de las administraciones a las que habían ido a solicitar apoyos para mantener su barrio en un estado adecuado. Unas demandas que encontraron en la sensibilidad de los distintos gobiernos en los que Nueva Canarias se encuentra (insular y municipal) la respuesta que llevaban años reclamando.

El proyecto de rehabilitación consiste en reformar humedades que se encuentran en azoteas, zonas comunes, revestimientos desprendidos por filtraciones de aguas, mejoras en muros verticales y horizontales, rellenos de fisuras y grietas, una malla para evitar nuevas aperturas, trabajos de pintura, impermeabilizaciones…

Sabemos que, aunque este proyecto es bastante ambicioso, no cumple ni todas las expectativas, ni todas las necesidades del barrio. Seguimos trabajando codo a codo con vecinos y vecinas de este, así como de otros barrios de la ciudad. Por eso, durante la semana pasada nuestro compañero, José Eduardo Ramírez Hermoso, volvió a visitar Tres Palmas. Analizando y discutiendo distintas solicitudes en materia de movilidad, de la mano de las personas que allí viven y hacen su vida. Atendiendo a los problemas que el vecindario le traslada y buscando soluciones viables y extensibles en el tiempo. Lejos de la propaganda que caracterizaba a las anteriores corporaciones. Lejos de ese característico “Saca la foto y huye”.

Los barrios son el corazón de la vida de nuestra ciudad. Conocemos muchas de las realidades que cada barrio sufre tras la apatía que las anteriores corporaciones trasladaban. Estamos absolutamente implicados y comprometidos en mejorar sus condiciones de vida con los escasos recursos de los que disponemos en muchos aspectos. Pero no nos resignamos a que nuestros barrios se mantengan en el olvido.

Seguimos trabajando para que recuperen las condiciones que nunca debieron abandonar. Un trabajo largo y duro. Solo gratificante cuando los/as vecinos/as nos responden con un “al fin”, un “pensé que nunca lo vería” o un exigente “ahora toca…”.

En esta ocasión hemos logrado conseguir una mejora significativa para Tres Palmas, como anteriormente fueron otros barrios, y como en el futuro esperamos que sean los demás, porque estamos comprometidos con Las Palmas de Gran Canaria. Estamos comprometidos con los barrios y por los barrios una Nueva Ciudad.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *