Por una sociedad de igualdad real y efectiva

“El machismo es un problema transversal en nuestra sociedad. Afecta en las relaciones laborales, sociales, incluso en la propia forma en la que se diseñan los espacios”. María del Carmen Reyes Marrero detalla de esta manera como la lucha contra el machismo y contra el patriarcado debe ser una apuesta constante, valiente y sin complejos.

Una pedagogía constante en la que usar “las gafas violeta” en las situaciones más cotidianas de la vida.
“Las gafas violeta no es más que aplicar lógicas de perspectivas de género a situaciones cotidianas. Con nuestras gafas podemos ver el machismo de estas situaciones que hasta ahora nos parecían normales. El número de hombres respecto a mujeres que componen la directiva en una reunión, el anuncio del desodorante masculino donde aparecen mujeres semidesnudas tras usarlo, el chiste en el que se perpetúan y se normalizan situaciones clásicas del machismo”, explica pacientemente María del Carmen.

Nueva Canarias está plenamente comprometida con esta realidad que vivimos. A día de hoy, el machismo ha asesinado a más mujeres que lo que ETA asesinó durante todos sus años de actividad. Una situación que se repite en todas las capas sociales, donde no hay un perfil concreto de agresor o de violento, sino una transversalidad alarmante.

Durante el último mes, la “marea violeta” ha salido en dos ocasiones muy concretas a las calles de Canarias y de todo el Estado. La primera con motivo del #8M, Día Internacional de la Mujer. Donde millones de mujeres y aliados salieron a las calles a gritar que se quieren iguales, libres, y vivas. Un evento en el que Nueva Canarias se comprometió plenamente y se sumó a las convocatorias de las distintas organizaciones feministas con un éxito de sobra conocido a través de los medios de comunicación.

La segunda ocasión con la, tristemente conocida, sentencia del caso de “la manada”. Esta sentencia ha provocado una ola de indignación que ha recorrido Canarias, al conjunto del Estado e incluso ha llegado a Europa por la falta de sensibilidad e incluso las connotaciones machistas que dentro de ella se recogen, mostrando así de nuevo que el machismo es aplicable a todos los estamentos y a todas las capas.

Una sentencia que en Nueva Canarias lamentamos desde el principio y que entendimos que no era la que se esperaría de una sociedad madura y en lucha por la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres.

;

Pero antes de estas muestras de preocupación social feminista, el compromiso de nuestra organización ya era latente.

A nuestro Diputado, Pedro Quevedo Iturbe, le pareció llamativa la conclusión de un comandante de la Guardia Civil, en la que apuntaba que “la mayoría de los casos de violencia machista son cometidos porque la mujer quiere separarse rápidamente y el hombre no acepta la ruptura de la relación”. Nuestro compañero lanzó una pregunta al ministro por esta desafortunada declaración en la que planteaba si este tipo de comunicaciones no “puede contribuir a culpabilizar a las víctimas de la violencia de género”.

En noviembre, con motivo del día internacional contra la violencia machista, organizamos unas jornadas en las que Inés Herreros Hernández y Asunción González de Chávez, nos desgranaron en sendas ponencias “Machismo y misoginia. Código Penal” y “Violencia estructural y simbólica. Factores de vulnerabilidad en las mujeres que contribuyen a su permanencia en relaciones de maltrato”.

Lamentablemente, a pesar de conocer la realidad, cada poco tiempo esta realidad nos azota en la cara, en forma de noticia, recordándonos el machismo de nuestra sociedad en forma de asesinato o de otras miserias en las que hombres demuestran no ser capaces de ver en situación de igualdad a una mujer.

Por eso ya para los Presupuestos Generales del Estado de 2017 solicitamos 20 millones de euros en la lucha contra la violencia machista. Cifra que, como se ha comprobado, no es suficiente.

Para los Presupuestos Generales de 2018, tristemente, volvemos a necesitar destinar fondos para este problema que se nos presenta a diario. En este año lanzamos una enmienda por valor de 80 millones de euros divididos en las siguientes partidas:

  • 50 millones de euros para programas de asistencia social para mujeres víctimas de violencia de género y otras formas de violencia contra las mujeres.
  • 10 millones de euros para programas de para la implementación de planes personalizados de atención y desarrollo de actuaciones en relación a otras formas de violencia contra las mujeres.
  • 20 millones de euros para el apoyo a víctimas de agresiones y/o abusos sexuales.

Porque un problema tan duro y tan enquistado en nuestra sociedad necesita de recursos con los que luchar y con los que crear conciencia. Porque el compromiso de Nueva Canarias es claro, una sociedad de igualdad real y efectiva.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *