Tarifa única del taxi en todo el municipio que beneficiará a más de 31.000 vecinos

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha anunciado hoy una serie de medidas que se van a implementar en las próximas semanas con la finalidad de potenciar y relanzar el sector del taxi en el municipio capitalino. Una de las principales iniciativas que se van a poner en marcha por parte del Gobierno local es la implantación de la Tarifa Única del taxi en todo el municipio, gracias a la cual más de 31.000 vecinos, casi el 10% de la población, que viven en los barrios más alejados del centro pagarán la misma tarifa que el resto de residentes por usar este transporte público.
 
Así lo ha anunciado el concejal de Movilidad del Consistorio capitalino, José Eduardo Ramírez, que, junto al director general de Movilidad, Heriberto Dávila, ha anunciado otras medidas a implementar por parte del Consistorio en los próximos meses, como es la de destinar 300.000 euros a subvencionar la adaptación de taxis para personas con diversidad funcional y/o personas con movilidad reducida, una campaña de inspección administrativa de todas las licencias y una consulta previa y con carácter vinculante entre los autónomos del sector para decidir sobre la regularización de la libranza semanal.
 
Ramírez anunció que desaparecerá la tarifa interurbana de taxi dentro de los límites municipales, lo que supondrá que todos los vecinos de Las Palmas de Gran Canaria “serán tratados de manera más justa y equitativa”. Esta medida, resaltó el concejal, es especialmente positiva para las más 31.000 personas que residen en los barrios más alejados del centro urbano, que en la actualidad se están viendo afectados por esta desigualdad tarifaria al aplicárseles la tarifa interurbana 3, en lugar de la tarifa urbana 1, como al resto de residentes del municipio.
 
Esta implantación de la Tarifa Única conllevará una actualización de la tarifa urbana del taxi en vigor ahora, de en torno al 3%. Esta actualización viene avalada por un informe de una consultoría cuyos expertos en movilidad señalan que las tarifas de Las Palmas de Gran Canaria se encuentran entre las más bajas de España. Sin embargo, con la tarifa única, un usuario de taxi que quiera desplazarse desde las ramblas de Jinámar hasta San Telmo paga en estos momentos entre 16 y 17 euros, mientras que con la nueva medida pasaría a pagar a lo sumo unos 9 o 10 euros con el citado 3% ya incluido.
 
Otra de las medidas que se llevará a cabo en breve, y que el concejal y el director general comunicaron esta mañana en una reunión de trabajo con el sector del taxi, es la de realizar a principios de 2018 una consulta previa entre los autónomos y titulares de licencias que permitirá tomar una decisión definitiva y consensuada sobre la libranza semanal.
 
Ramírez ha señalado que el objetivo de la consulta a realizar es “poder debatir de forma adecuada la propuesta y tomar una decisión con todos los elementos sobre la mesa, asegurando que se opta por la salida más conveniente para los profesionales”.
 
El concejal explicó que aunque una sentencia judicial reciente respalda y legitima al Ayuntamiento para llevar a cabo de forma unilateral la regularización de la libranza, “el objetivo es que también en este tema prime el diálogo ya que en las distintas reuniones que hemos mantenido en los últimos meses con el sector hemos podido comprobar la posición mayoritaria a favor de una consulta previa y siempre este diálogo ha guiado nuestras relaciones con el sector y toda nuestra acción de gobierno”.
 
Nuestra voluntad es buscar el consenso la paz social el mejor servicio al ciudadano, y por eso creemos que lo más conveniente es seguir hablando y debatiendo”, insistió el concejal, que recuerda que ese ha sido el objetivo continuo de las convocatorias que se han hecho hasta ahora para hablar con el sector, que en un principio apoyaba mayoritariamente la libranza aunque esa posición ha ido variando con el tiempo.
 
Además, se ha decidido retirar definitivamente, ante la falta de consenso por parte del sector, el rescate de licencias que se había planteado inicialmente. El Gobierno municipal, en cambio, sí va a emplear parte de los fondos que se iban a destinar a ese fin a poner en marcha en 2018 otras medidas, “siguiendo las demandas expresadas en las distintas reuniones celebradas con el sector y en base a las necesidades de servicio público del taxi en nuestra ciudad”, indicó Ramírez.
 
En este sentido, se distribuirán 300.000 euros a través de una subvención para adaptación del sector a la obligación de disponer del porcentaje del 5% de coches adaptados a personas de movilidad reducida, tal y como señala la normativa europea, así como asegurar el mantenimiento de los ya existentes.
 
Además, se va a realizar una campaña de inspección documental y administrativa en el primer semestre de 2018 con el fin de inspeccionar el total de las licencias que existen en Las Palmas de Gran Canaria
 
Este asunto estaba incluido dentro del programa de gobierno que se planteaba como objetivo principal la regularización del sector, con los controles sobre los floteros y el establecimiento de la libranza.
 
Desde el Ayuntamiento también se va a realizar una campaña anual de publicidad para promocionar la demanda a favor de la utilización del taxi, haciendo especial hincapié en el sector turístico.
 
Además, se pondrán en marcha cursos y medidas formativas para asalariados y autónomos con el fin de mejorar su relación con el turismo (idiomas y capacidades de guía) y su atención al cliente, en general.
 
Ramírez añadió que el objetivo para los próximos meses es la constitución final de la Mesa del Taxi con la participación de todas las asociaciones, y que se trabajará además para implantar la Tarifa Plana al Aeropuerto.
Comparte
A %d blogueros les gusta esto: